<Sábado, 2 de octubre 2010


MENTALIZARME

Con el objetivo personal cumplido de llegar a terminar la semana conservando el trabajo, he dormido como un tronco, pese a todas las consecuencias que voy a tener a partir de ahora. Ayer, tras llevar mis cosas de vuelta al coche e ir a la cocina económica a cenar, me quise quedar dormido para no pensar, ya que para ello tendria todo este fin de semana. Por la noche sigue corriendo el fresco por el aparcamiento y me desperta la sensación del rocío que anuncia el amanecer, lo justo para acurrucarme en el saco veraniego para continuar durmiendo. No tengo mi manta por que no recuerdo a quien se la regalé, dado que estaba en el albergue, y del albergue, debía de haber marchado cuando alquilase una habitación. Ayer en el albergue cogí la manta que tenia encima de mi cama para no tener que solicitar una en la cocina. La hermana Sole subió a comprobar que cogía solo mis cosas y cuando la vio embolsada, llamó a Ramón y me acusó de querer robarla como la impertinente que es. No quise robarla, lo único que no quiero meter en el coche son las mantas abandonadas que reciclan de la basura otros transeúntes y tras lavarlas, son las que donan las gentiles. La primera expulsión, me vino tan seguida de la denuncia de mi madre y de no renovar en los albergues de caritas, que se puede decir que estaba anestesiado, pero esta vez he sido expulsado sin ningún tipo de analgesico.

portada

La próxima semana tengo turno de tarde y está muy cercana la experiencia de la primera semana. Dormire con la ventanilla de atrás abierta para asegurarme despertar con el rocío. Ire al trabajo y espero seguir haciéndolo lo mejor que pueda. Cuando salga, vendre por la cocina a recoger la bolsa verde de fin de semana. La devorare estando aun en ayunas y haré la digestión tumbándome un poco, gracias a que tengo coche. Ire por café y calor a bañarme lo mas tarde posible y el día que me apetezca estar toda la tarde allí, lavar la ropa que tenga sucia. Si el centro de día “permanece cerrado por alcanzar su capacidad máxima”, no perdere el tiempo esperando en la calle mi turno. Dare un paseo para que me de un poco el aire y espero estar un rato solo. Después ire a cenar a la cocina y  cuando me quede sin tabaco, esperare a que cierren, para ver si sor Franca me sigue dando los cinco euros para comprarlo. Y por ultimo y lo que deseare desde que despierte, regresar al coche y tumbarme. Es muy importante que no pierda el tiempo en las ong´s, pidiendo, esperando y recibiendo noes, que me agoten y que repercuta en el trabajo. Tampoco que me mareen los demás transeúntes con sus memeces, broncas y angustias, que me cansan y pueden conseguir que pierda mi concentración. Lo primero es que no se me olvide como ayer, pedirle a sor Carmen una manta y a esperar que no me venga con rollos.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s