<Jueves, 7 de octubre 2010


Gijón del alma…

Letronas_de_GijonAntes de dormir, he soñado que alguien, ayer, de la Asociación Alambique, me preguntaba, ¿qué denuncias tú? Y yo le diría: Pues sepa usted, que denuncio los intereses y las mentiras de quienes afirman que se dedican a las personas desfavorecidas, lo que ellos llaman técnicamente, Colectivo en Riesgo de Exclusión Social. Exclusión, que en mi caso, solo sufro por parte de ellos. Siete empresas para una ciudad como Gijón, para un colectivo que no excedemos las trescientas personas que usemos sus servicios, y una realidad, quienes conocemos sus servicios, tenemos muy mala valoración y evitamos usar. Realmente, ii se solucionase la situación de todos nosotros, se quedarían sin negocio, se quedarían sin subvenciones. En Gijón existen siete Centros. los gijoneses pagan siete Empresas y los indigentes sufrimos siete Instituciones.

vista-aerea_roberto-tolin671446043Los nuevos sin techos somos parados de larga duración a los que la falta de ingresos nos ha hecho caer del Estado de Bienestar y de su burocracia, cualquier ayuda puede tardar más de un año largo. La realidad la encontramos en el diagnóstico de las mal llamadas Empresas sin Animo de Lucro, que denuncian públicamente el aumento de indigentes e incluso, pareciese, que chantajeasen a los políticos y funcionarios. Empresas donde trabajan unas personas que nos consideran usuarios en vez de clientes, ¿Qué negocio puede permitirse la pérdida de clientes, que condicionan su subvención correspondiente? Quizás suene algo comodón solicitar estas exuberantes peticiones, pero tengo derecho a preguntarlo. ¿Quién puede conseguir un trabajo sin un bono bús y cumplir todos los horarios y normas de los Centros especializados, durmiendo en una calle de una ciudad?

índicbytfukeLa realidad de los sin techo no es tan complicada como se cree, por la sencilla razón que si te doy una patada en la espinilla, te duele tanto como a nosotros. Basándome en este razonamiento, si el Colectivo en Riesgo de Exclusión tuviéramos asegurado un colchón, no se nos chantajease con la comida y dispusiéramos de herramientas para disfrutar de algo de entretenimiento, nuestra imagen no sería tan negativa como se os quiere hacer ver, nuestra vida no sería marginal, tendríamos futuro. Las consecuencias viviendo así y en la calle son demoledoras psicologicamente Con estos principios, que a cualquier español le gustaría tener asegurado, nuestra realidad sería otra y la convivencia en las calles sería mejor. Esta realidad condena a españoles a la marginalidad y desde ahí es imposible auparse sin mendigar, acudir a los curas, robar, traficar con drogas, dedicarse a la chatarra o lo que se te ocurra.

El gasto público, donaciones y deducciones fiscales, dedicado al colectivo oscila en mas de tres millones de euros al año, para una media de trescientas personas que nos duele la espinilla. Las matemáticas no fallan, resulta que tocamos a 10 000€ por persona\año, para nuestra manutención y cada día comemos de donaciones y sobras de establecimientos. ¿Caridad? esa palabra para mi, significa otra cosa. La única Caridad que veo es la de los gijoneses que llevan comida y ropa, con la mejor intención del mundo, sin saber que luego la distribuyen haciéndote ver, que te está haciendo un favor, chantajeandote o provocandote. El trato que recibimos de los Trabajadores y algunos Voluntarios, es vejatorio hasta niveles dantescos y alguien que no conocemos les otorga Premios Solidarios, ¿a quién han preguntado?

En un Centro Municipal si te apuntases en su lista para ducharte y les avisases de que te han llamado para una entrevista de trabajo, te informaría que al día siguiente estarás sancionando con un día sin poder ducharte. Somos expulsados indiscriminadamente del Centro y con motivos, algunas veces, vejatorios. Esta actitud de expulsar a gente de nuestro círculo, lo único a lo que agarrarse para superar el día a día, por semejantes razones injustificadas, no crea otra cosa en nosotros que una actitud de repulsa, que se convierte en el circulo vicioso en que se encuentran inmersos muchos de mis compañeros. En las sanciones superiores a quince días, Faltas Graves, son informados los supervisores e incluso serán avisados los Cuerpos de Seguridad del Estado, sin posibilidad de defensa, nuestra palabra no vale nada, nada, nada.

Este fue el motivo del inicio de mi lucha, que ahora se ha convertido en incondicional, hasta desenmascararles. Y, Sí, la Concejala de Bienestar Social y Participación Ciudadana, la Comisión Política del Ayto., la Policía Local, la Comisaria de Policía, el Colegio de Abogados, los Juzgados de Instrucción y a todos ellos y alguno mas, están informados, tienen conocimiento y no han hecho nada al respecto ¿Cómo se te queda la cara? Pues seguramente no tan relajada como a los empleados sociales que han comprobado que su actitud no es reprochada por ninguna autoridad de la sociedad. Aquí no solo se pretende, con toda humildad, solicitar una verdadera segunda oportunidad, si no demostrar que el Estado de Bienestar engaña a la ciudadanía asturiana, históricamente solidaria.

Alguien se preguntara, ¿malvivís? Si, malvivimos y aquí pretendo denunciar el negocio de la Caridad, que malentendida, empieza por ellos mismos. Las Empresas sin Ánimo de Lucro tienen asfixiados a los más indefensos del capitalismo, los que no tenemos nada en la sociedad; politoxicómanos, alcohólicos, enfermos mentales… y del sistema, aquellos en los que el Estado ha invertido en su reinserción y que esta Caridad condena, sin contar a un parado de larga duración, retornado después de diez años EMPADRONADO en Canarias.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s