<Viernes, 23 de abril 2010


MENUDO CAFE Y CALOR

Mientras estuve en el Albergue Covadonga, no me di cuenta de las limitaciones del servicio del Centro de Día de Café y Calor, que ahora que estoy durmiendo en el coche y lo he catado en primera persona, me extraña que nadie haya protestado para mejorarlo. Con su sistema me va a resultar más difícil de lo imaginable encontrar un trabajo, de lo que por sí va a ser. Su horario de 10:00 a 12:30 y de 16:00 a 19:30, hace que tengamos un lugar donde estar resguardados del frio por el día, pero su horario de oficina partido, no asemeja que sea el mas adecuado para auxiliar y cubrir las carencias de las personas que duermen en la calle. Se podría decir que el Ayuntamiento tendrían que doblar las horas abiertas, para lo que tendría que doblar al personal contratado, pero esto no parece probable, cuando no tienen dinero para contratar al Educador que falta los fines de semana y así que pudiésemos usar el Servicio de Lavandería, los sábados y los domingos. La única manera posible de doblar el Horario, sería partiendo al personal, con el inconveniente de que no habría Vigilante de Seguridad, que para lo que hace, mejor era que no hiciera nada. Pero no solo es el Horario, son más cosas.

tasador_de_relojes

Esperar en la calle a que sea la hora de la Apertura me resulta ameno, donde el tema recurrente es “esperar a que los Educadores vengan a abrirnos el Centro”, como una coletilla, como un refrán, como la frase mas repetida. Cuando estuve en el Albergue Covadonga, salia para la calle después de desayunar dentro, que aunque algún día esperé con los demás en la calle a que abriesen Café y Calor, es una cabronada que abran a las 10:00. A las 10:00, yo tendría que estar en los Polígonos dejando Curriculum, que haciendo interminables colas imposibles de combinar en el interior del Centro, para desayunar, bañarme o afeitarme. Con ello, si tuviese que acudir a una entrevista laboral, tendría que ser a partir de las 11:00 y solo si es en la zona del Centro, que si fuese más lejos, tendría que quedar más tarde. Para ello, la única manera de llegar aseado, sería levantarme a las 8:00 para ser uno de los tres primeros en poner una lavadora y con ello, tener preferencia en usar una de las tres duchas, con el inconveniente de tener que organizarme con alguien que después se tuviera que hacer cargo de la ropa. De esta forma, cuando saliese de ducharme, desayunaría más tranquilo, cuando los ansiosos que empujan para entrar al Centro ya estén saciados de bebidas calientes gratis y después de que a los que les gusta afeitarse a primera hora, hayan dejado libres los lavabos. Ya lo digo, me paso el día haciendo interminables colas imposibles de combinar en este Centro. Después, su Horario constata que deambulamos por las calles durante casi tres horas, después de la hora de la comida hasta las 16:00. Tampoco se han dado cuenta que estamos dando vueltas durante una hora, desde el Cierre hasta entrar a cenar en la Cocina Económica.

tumblr_mq99potcbz1qzt4vjo1_500

Tan problemático como el Horario, son las limitaciones que tenemos para ducharnos, donde ya me resultó extraño que las duchas sean mixtas y que por ello nos exijan mantener el decoro cuando nos estamos aseando. Ya me resulto extraño que sean mixtas, pero también me parece increíble que deba de estar todo el fin de semana sin poder bañarme por que esté “Prohibido usar el Servicio de Lavandería si no hay tres Educadores en la Sala” y que el lunes me sea indispensable perder todo la mañana solventando este inconveniente. Las instalaciones tampoco ayudan a mejorar la situación, donde las características de las tres duchas son iguales; tras las puertas, un primer habitáculo de un metro cuadrado con una percha en la pared para cambiarnos y a continuación, un segundo habitáculo de otro metro cuadrado, donde está el pie de ducha sin mampara, por lo que el agua que salpicas sale del segundo habitáculo circulando hasta el primero, pasando debajo del enrejado de jardinería colocado para que nos desvistamos encima y discurre por una canaleta que hay dispuesta debajo de las puertas para evacuarla. El agua que atraviesa los habitáculos siempre lleva pelos, tiritas ensangrentadas, papelitos o cualquier cosa empapada que observas cuando te estás desnudando. Por este motivo es importante colgar bien la ropa limpia en los colgadores y evitar que se te caiga al suelo, mojándose con esta agua.

141114161628_basura_624x351_thinkstock

Cuando terminas de colgar la ropa y entras a ducharte, descubres el inconveniente de que no hay agua caliente. Estas últimas noches ha hecho frio, que el miércoles, que no fui de los primeros en ducharme, pude comprobarlo después de estar desnudo, mientras que pensaba que si me lo hubiera advertido, me hubiera duchado con la ropa puesta. Resulta que el Ayuntamiento lleva diez años con este Centro abierto, con la limitación de sus tres calderas domesticas eléctricas, que solo dan agua caliente a los tres primeros y para el resto mantiene un caudal templado, tirando a frio. En lo referente a afeitarse, no es que no llegue el agua caliente como en las duchas, es que ni siquiera tienen instalada la tubería que una la caldera con el lavabo. Cada vez que lo pienso me parece surrealista, pero solo hay que agacharse en el lavabo para comprobarlo, que aunque el grifo tenga sus dos mandos, debajo solo tiene una tubería y esa es la del agua fría. Este inconveniente si lo veo preocupante mas allá de lo duro que es afeitarse con agua fría, donde me estoy cortando afeitándome en un lavabo de un Centro para personas con SIDA. Que hipócrita se me hace recordar todo lo que habré oído a los políticos hablar sobre Exclusión Social en estos últimos años, para luego comprobar por necesidad, que el agua caliente no es prioritario para atender a personas sin hogar. Si en 2010, en España, en los Servicios Sociales, no es surrealista, lo parece y no me gusta.

napoleons-nose-caption-in-image

También me disgusta desayunar las bebidas de la maquina expendedora hechas con polvos, servidos en sus míticos vasos de plástico con un paleta para remover, llenos hasta arriba de bebidas hirviendo, sobretodo por que la mitad es espuma, imposible para mojar las galletas maría sin derramar la bebida. Aquilino me ha confirmado lo que ya he oído, que en el Centro nunca hay otra cosa que no sean los paquetitos de 5 galletas maría Cuetara y me parece increíble que solo haya galletas para desayunar y merendar. Pero lo mas extraño del tema ha sido hoy, cuando la Educadora Joana le ha llamado la atención a Mohamed para que “dejase de comer la bolsa verde por que estaba prohibido”, tras explicarnos escuetamente la Norma; “Prohibido comer comida del exterior, dentro del local”. El Educador Xosé me comentó en la Presentación, que no se podía beber bebidas del exterior por motivos obvios, pero no pensé que se aplicase para la comida y menos para la propia bolsa verde. En este Centro donde los fines de semana, cuando descansan los trabajadores de la Cocina, podríamos comer la bolsa verde teniendo acceso a agua corriente, a calentar la comida en el microondas, a recoger las sobras con dignidad…, paradojicamente lo tienen prohibido y la siguiente solución es comerla en la calle y que todo el mundo te vea comiendo. Es ahora que estoy tumbado en el coche y no se me ocurre que motivos habrán tenido para prohibirlo.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s