<Lunes, 1 de marzo 2010


DIA 5

Me ha tocado en la misma habitación que al sueco. Hemos estado hablado hasta la madrugada de los Albergues, los Trabajadores Sociales, del carácter de la Trabajadora Social Luisi y de su necesidad de estar unos días mas en el Albergue, ¿y quien no? No sé ni cómo subí al comedor a desayunar esta mañana de lo poco que dormí. Estuve sentado con Sven, que tenía ganas de seguir llorando e intenté seguir consolarlo mientras desayunaba, cuando la Trabajadora Social se acercó a nuestra mesa y nos informó a los dos, “que Luisi no iba a venir hoy por que estaba muy ocupada en Oviedo”. Yo me quedé con ganas de conocerla, en cambio Sven respiró tan aliviado que me hizo gracia. Marchaba disparado a empezar mi nueva vida, cuando la Trabajadora Social me llamó desde la ventana para darme 20 fotocopias de mi Curriculum que le pedí ayer, para añadir a las que tengo en el coche del Centro de Empleo Europa.

fachada

Avilés no es muy grande y gracias a los planos que traen las PÁGINAS AMARILLAS, me he marcado para estos tres días, la visita a todas las empresas que me pudiesen contratar con mi experiencia. El fin de semana me resultó muy fácil recopilar las que me ya me interesaron, como sumar cualquier otra que pudiesen necesitar ayudantes. He sumado otros sectores, como ett´s, hostelería, andamiaje o trabajos verticales, que aunque ya sea viejo para estar colgaó, estoy dispuesto a aceptarlo momentáneamente hasta que salga algo mejor. Ser un experto en buscar trabajo tiene sus ventajas en la seguridad de encontrarlo, pero el inconveniente de conocer las limitaciones de estas fechas. Febrero ha terminado y en un mes será Semana Santa. Si en los próximos quince días nadie me contratase, tendría que esperar otros quince días después de las fiestas, o incluso hasta el verano, para tener alguna oportunidad real. Otro inconveniente, que a lo mejor no lo es, es que cuando recibí la llamada de la Celestina y quise marcharme de casa de mi madre, ya empece a buscar trabajo con este sistema por Oviedo, Gijón, Mieres y Avilés. Tampoco se trata de buscar, cuando de lo que se trata es de que te llamen, pero estoy obligado a intentarlo.

Me puse en marcha y cruce la Ría de Avilés por el metálico puente de San Sebastián, para pasar a la ribera del Centro Cultural Internacional Niemeyer y llegar a la P.E.P.A., donde repartí los Curriculums previstos y alguno más. Ha sido desolador no ver actividad laboral alguna, ninguna esperanza. Aunque no tenia pensado ir hasta los talleres del GRUPO DANIEL ALONSO, que es puntero en Energías Renovables a nivel internacional y tiene otras Divisiones en toda clase de sectores, fui y dejé un Curriculum en el puesto de Seguridad de la entrada. Como tenia tiempo, me acerqué también hasta la planta siderúrgica de ACELOR MITTAL, antigua ENSIDESA, a sabiendas que nunca me llamaran de aquí sin tener un enchufe en el Comité de Empresa.

He terminado de dejar Curriculum mas rápido de lo que me había imaginado, que he tirado para adelante y cruce el puente Azud para volver por el otro margen de la Ria, por la Ruta del Acero y ver así las esculturas que han colocado en la Senda Verde. Volví charlando con un jubilado de ENSIDESA, que me contó el panorama laboral regional desde el pesimismo, hasta que llegamos al puente de San Sebastián que se arrancó con unas estrofas que recojo aquí: “Puente Metálico// Mucho hierro por arriba// Mucho hierro por abajo// y si todo en el hierro estriba// Que lastima de trabajo“. Menudas ocurrencias tienen los de ENSIDESA con el trabajo, con tal de que no les pillé debajo.

Llegué al Albergue a las 13:00, la hora de la comida. Esta vez el Comedor estaba menos concurrido de “internos” que en el desayuno, pero con los mismos “seguimientos”. La comida se ganaba criticas y felicitaciones por igual. Algo maravilloso de oír. Las criticas se extendía a todo y todos, en un ambiente de paz que me sorprendió por ameno.

Después de comer me fui a dar un paseo largo, intentando pedir algún cigarrillo, hasta que llegué a la Biblioteca a leer el periódico y jugar en Internet al ajedrez. Cuando se me pasó la hora en la Mediática, me fui a dar una vuelta mientras paraba a cualquiera que fuese fumando y así hasta que abrió el Centro de Empleo Europa para conseguir las mejores copias de mi Curriculum, que da que pensar si no conocen la fotocopiadora gratuita del Centro. Hoy no estaba la sustituta del otro día y si conocí a la Monitora fija que es un poco borde. “Solo me puede dar 5 fotocopias al día” y por insistirle, me advirtió de que “iba a llamar a la policía”.

Al regresar al Albergue, Sven me recordó que “tenía que pedirle ropa a la Trabajadora Social”, quien “me autorizó a bajar al ropero en la planta baja y que cogiese lo que necesitase”. Le dio las llaves del cuartito, a un chico joven que no lo he visto estos días y me mandó que le acompañase. Al abrirme la puerta, me pongo a observar las estanterías con cierto pudor, hasta que el chico me advirtió que “había bajado antes, lo había revisado todo y no había visto nada que valiese la pena coger”. Pensé que era un Voluntario de los que salen por la televisión, pero me volví a equivocar, es un conductor que han cogido en un control de alcoholemia y está haciendo Horas a la Comunidad. El sueco también necesitaba ropa, que cuando apareció en el cuartito, me di cuenta que me había utilizado como caballo de Troya y no es necesario decir lo poco que me gustó que me utilizase de semejante modo. Cuando Sven se ha dado cuenta de mi disgusto, ha sacado dos camisetas limpias de su mochila y me las ha regalado, que ha conseguido hacerme sonreír.

Mientras cenábamos a las 20:00, la Trabajadora Social me ha preguntado “si había encontrado ropa de mi talla” y le dije la verdad de la ropa que tenía abajo. Me ha dado la razón y me ha indicado que los lunes y los jueves a las 16:00, abre un ropero, también de Cáritas, donde comentarles mi situación y allí me darán toda la ropa que necesite”. Lo que más prisa me corre son los calzoncillos y los calcetines, que desde la emergencia en la madrugada y ayer haber tirado los calcetines con los que vine, llevo varios días sin cambiarme. El lunes tengo muchas cosas que hacer, que ahora que Sven me ha regalado las camisetas y que no me importa estar unos días más sin ropa interior, aprovecharé el jueves para ir al Ropero y saber como funciona el reparto de ropa. Mientras Sven y yo estamos solos en la sala viendo la televisión, no paro de darle vueltas a lo difícil que me está resultando todo.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s