<Miércoles, 3 de marzo 2010


DIA 7

Me cambiaron a otra camareta, con Amadeu, un portugués de 60 años que lleva muchos años en los Albergues. “De Albergue, en Albergue”. Nada mas entendí esto, cualquiera podría imaginarse lo que se me pasó por la cabeza, pero por ese motivo me gustó mucho que nos pusiesen juntos. No me quiso dar ninguna confianza, por tanto, tampoco se tomó él ninguna. Cuando despertamos esta mañana, me invitó a un cigarrillo que fumamos esperando en la camareta, como premio “por haberme estado calladito durante toda la noche”.

Subimos al piso de arriba y desayunamos junto a los demás “internos”, mientras los “seguimientos” seguían sirviéndonos. Esta mañana tenían los típicos problemas de convivencia entre ellos. Los “seguimientos” estaban enfadados con un moro joven, a quien acusaban de escaquearse de sus responsabilidades, quien por su parte, no aceptaba sus criticas y quizás no le faltará razón. índiguligyigyiceEl desayuno fue ameno viendo como discutían en el comedor, midiendo las palabras, hablando educadamente, trabajando ostentosamente, como si la discusión tuviera un fondo importantísimo, más allá de hacer las simples tareas domésticas comunes que tienen designadas. El moro tiene una cicatriz en la cara que le estigmatizará toda la vida, ya que le da una pinta de callejero que no puede con ella, que luego no coincide con su sonrisa sincera, condicionada seguramente por una situación de desarraigo. El chico tiene ademanes de chulo, pero que se puede esperar de un marroquí de 19 años en una convivencia semejante, si sólo tiene 19 añitos. La verdad es que a mi, el chaval me dio mala impresión desde el principio, pero ahora qué se como funciona esto, mas todavía, más por envidia que por otra cosa, al verle disfrutando de haber conseguido a lo que ahora yo aspiro. Durante un momento, me sorprendió que me alegrase de verle discutir, solo en la ilusión de que lo echasen y fuese a quedar una plaza libre. Me ha sorprendido muchísimo pensar algo semejante, cuando jamás lo pensé en ningún trabajo y mi Vida Laboral es un fiel reflejo de ello. Lo que nunca pensé por un sueldo, hoy lo pensé por una cama. Que pena me daría si me traicionase a mi mismo. Yo voy a salir de aquí sin traicionarme. Yo no voy a volver a pensar así. Después de este pensamiento, mire a los nuevos “internos” mientras desayunaban y no pude evitar acordarme de Sven y la impresión de veterano que me dio, que quizás les causé yo a ellos, con la sensación que debía de tener Sven conmigo, que sería la que tengo ahora yo con ellos.

Curiosamente los “internos” asturianos que ahora están en el Albergue, interactuan diferente con los “carrilanos”, como si fuesen distintos a los “externos”, como si nos lo hubiéramos ganado, como si los “externos” nos tuvieran envidia, como si estuviésemos de fiesta en un Pub´s. Los “internos” que residen en Avilés conocen a los “externos”, aunque sea de lo mismo que yo, pero se relacionan con los “carrilanos” como si de un intercambio cultural se tratase y de paso, si consiguiesen algo de ellos, pues mejor que mejor.

Así salí a hacer las últimas empresas, que eran las Oficinas de las Empresas dentro de Avilés. Empece por los barrios mas alejados, comprobando que Avilés es una Villa pequeña y muchas de las direcciones que agregué este fin de semana son casas particulares de Autónomos. Me permití ir al Albergue a las 11:00 a tomarme un café. En el segundo ring dejando Curriculum, el fallo fue que han cerrado la mitad de las Oficinas que están publicitadas en las PÁGINAS AMARILLAS de este año. Por un lado fue un fracaso, pero organizativamente fue un éxito. Un éxito por sacrificarme un par de días durmiendo en el coche y un éxito de planificación hasta el miércoles, aunque resultase que con este día extra, no me hubiera hecho falta y ahora no se que hacer esta tarde.

Andando, vi la Oficina del INEM de la calle González Abarca y entré a volver a preguntar por las ayudas de 400€ de Zapatero. La solicité hará tres meses en la Oficina que me pertenece de General Elorza en Oviedo, pero entonces “no me pertenecía al estar empadronado con un familiar directo con ingresos superiores a los fijados”, información que me sirvió para descubrir que mi madre debe cobrar más que “una pequeña pensión”, otra de sus mentiras y de como me ayudaba a relentín con su dinero, o más bien con el dinero que le dejó papá. Ahora este inconveniente no existe y para acreditarlo, tengo la Orden de Alejamiento a 300 metros. Me preparé para tener que hablar sobre la Denuncia y me atiende una Funcionaria, a quien le informo que “mi situación legal ha variado, para saber si con algún papel del Juzgado se pudiese hacer algo”. Tras explicárselo brevemente, la Funcionaria me ha dicho que “no” y me ha recomendado “empadronarme en otra casa, aunque sea mentira que vivo ahí”. Sali y me fui al Albergue a comer y pensar en su solución. ¿Quien va a empadronar a un desconocido en su casa viendo que estas cosas pueden acarrean consecuencias negativas? Sin contar el esfuerzo tremendo que supondría tener que convencer, por mi interés, a alguien que no ganaría nada.

091212-zapatero-expertos

Esta tarde ha sido un coñazo constante, un minuto tras otro mirando el reloj para que fuese la hora y pasase el día. No me apeteció estar en la Sala de la Televisión, por no estar con los “externos”, que resumiendo, no dejan de ser todos los marginales de Avilés cuando no duermen en el Albergue. Como no me apetecía ver a la Monitora fija del Centro EUROPA, como no me apetecía ir a la Biblioteca por que la cabeza mía no aguanta más de una hora enfrente de un ordenador, como estaba cansado de andar, me fui a la sala de la televisión, mi nuevo mundo.

11080916_10206404824069244_8312307429317955019_n

Cuando subí al Albergue, me encontré que había otra Trabajadora Social que no ha estado estos días. Cuando me dio el kit desechable para ducharme, estuvimos hablando de todo un poco, que incluso me vino a confirmar lo que los “carrilanos”, “internos” y “externos”, ya me habían dicho. Cuando se enteró de mi situación actual me miró con cierta lastima, que en su caso no me pareció tan mal, como la pena que le di a aquellos “pobres” que madrugaron más que yo el primer día. No pude evitar sonreírle al verle su preocupación y quise tranquilizarla. Me sentó súper bien ver a alguien normal preocuparse por mi , tanto, que sin pedírselo, llamó desinteresadamente al Albergue Municipal de Oviedo, que lo gestiona también Cáritas, para conseguirme que me reservaran una plaza para mañana. No me podía creer la gran suerte que tenia, pero me dejó una sensación que creo que me es innecesaria. Cuando entré en el Albergue, creí que me iban a solucionar la papeleta y ahora siento un excesivo agradecimiento por esta dádiva por que todos me han dicho, “que estas cosas no las hacen”, y por tanto es de agradecerle. No hace falta decir lo súper contento que me puse cuando terminó la llamada telefónica y me mandó “ir tranquilo a cenar al Comedor, que ya tenía plaza reservada en Oviedo”. Me dejé de preocupar de a que hora llegaría a Oviedo, si no podemos salir del Albergue hasta que nos despierten.

Mientras estuve cenando, no pude dejar de pensar en como podría agradecerle a la Trabajadora Social su gentileza, sin tener nada y aunque en verdad no me ha dado nada, su amabilidad me ha parecido un todo. Tuve que dejarlo de pensar matemáticamente, sobretodo cuando el resultado es infinito sin tener nada que regalarle. Sentado en la Sala de la Televisión, me arrimé a Amadeu, quien hablando sobre el tabaco me planteó la mendicidad como algo “necesario cuando lo necesitas”. Me lo planteó de una manera que me tuve que escudar “en no querer hacerlo por principios, que no por necesidad”. Amadeu no es un mendigo, parece más el abuelo de alguien. Como no quería contarle lo mio, no le pregunté por lo suyo.

wwalmar

Cuando íbamos para la camareta nos encontramos con que a un borracho, “le habían robado el teléfono móvil de su camareta”. Como estaba dando voces y la cosa no iba con nosotros por que nos vio que estábamos en la Sala de la Televisión, nos fuimos a acostar hasta mañana.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s