<Domingo, 28 de febrero 2010


DIA 4

Storm-Chasers-Reed-Timmer

He pasado la noche jodido, pero que muy jodido. Ha hecho un viento tan fuerte que me ha zarandeado con el coche entero, que solo el ruido metía miedo. A partir de las 03:00 estaba tan aburrido de querer quedarme dormido, después de estar durmiendo ayer hasta por la tarde, que me arrepentí de no haber aprovechado esta noche para volver a emborracharme. A las 05:00 salí del coche a buscar a alguien para pedirle un cigarrillo y a nadie encontré con el viento que hacía por la calle. Me volví a tumbar entumecido por el frio. Qué razón tenía el Trabajador Social gay cuando me pronostico que “iba a hacer mal tiempo”. A las 06:30 me fui a colocar en la puerta del Albergue y no había nadie esperando, normal, habiendo un ciclón extra-tropical suelto. Dieron las 08:00 y no llegó nadie más. ¿Cuantos asturianos habrán hecho cabilas en esta puerta? Una Trabajadora Social abrió la puerta y he entrado a sabiendas que a cuatro personas les tocaba salir y me ha dado Albergue para 3 días. Tres días al mes.

Estaba contento de no volver a dormir en el coche, de ir a dormir en una cama con mantas y si pudiese pondría la calefacción a topé. Lo siguiente fue darme una ducha caliente para irme a la sala de la televisión y preguntar sobre mi situación al resto de “internos”, que si no me aclarase con ellos, como así fue, a las 11:00 se lo preguntaría a los “externos”. A la que preferí no preguntarle nada fue a la Trabajadora Social y ni mucho menos, hacerle perder el tiempo a la Directora con preguntas básicas.

Así qué entre los que se iban a quedar a ver “Alerta Cobra”, me fui informando de lo que necesitaba saber. Primero hablé con uno, que aparte de llamarse Gregorio y ser un indigente de más de 50 años, presumía de ser “carrilano”. Después vino la explicación de qué es un “carrilano”. Pues nada más y nada menos que una persona que va en el “carril”, de Albergue en Albergue. Me he quedado sorprendido de que Cáritas consienta algo así. Satisfecho de haber captado mi atención, continuó queriendo impresionarme. Como la conversación estaba animada, otro “interno” que se llama Ambrosio, tendrá unos 40 años y me pareció que estaba borracho, me preguntó que “¿de donde era?”, que le contesté que “soy asturiano”. Me explicó que si en los papeles de empadronamiento no fuese asturiano, aunque lo sea de nacimiento, tendría menos derechos en los Albergues, peor es para los que están empadronados en otras Comunidades Autónomas, sean o no sean asturianos. Mi acento canario no le cuadraba y me lo volvió a preguntar, a lo que indignado se lo repetí. Al darse cuenta que verdaderamente soy asturiano, me preguntó “¿donde estaba empadronado?” y me acordé que el viernes el Trabajador Social gay me lo había preguntado. “En Oviedo”, le contesté. Me explicó que “debía de ir hasta el Albergue de Oviedo, que allí es donde tienen la “obligación” de ayudarme”. Claro está que Avilés no es la ciudad donde estoy empadronado, pero teniendo en cuenta que tengo una Orden de Alejamiento de mi empadronamiento, no se cuál es mi ciudad si no puedo estar en mi residencia y no entiendo de que les puede servir mi empadronamiento a los Trabajadores Sociales. Yo regreso de una región ultra-periférica de la Unión Europea, con la seguridad de no querer vivir ahora en Oviedo y se me viene a denegar la libertad de vivir por Asturias, qué pensar en otras Comunidades Autonómicas es absurdo, si sólo mi Oviedo tiene la “obligación” de ayudarme. No me puedo quejar de ser de Oviedo y debo de dar las gracias de estar empadronado en Asturias.

Ahora con más calma, tenia ganas de informarme de este sistema de Albergues al que ahora perteneceré y como se hace para no dormir en la calle. En Asturias hay tres Albergues y el de Cudillero que no cuenta.

mapaaasturias

  • En Cudillero, hay un Sacerdote muy apreciado por que deja pernoctar una noche a los “carrilanos”, a quienes les da cinco euros.
  • El Albergue Municipal de Oviedo, el Cano-Mata-Vigil, a los empadronados en Asturias les dan cinco días de cama y solo tres días a los empadronados en otras Comunidades Autónomas. Allí, el Trabajador Social Marcos es quien da las “prolongaciones de estancia”.
  • En Gijón hay dos Albergues. El Albergue Covadonga que “está muy bien” y el Albergue nocturno de la Cocina Económica, “donde van los drogadictos”. Los dos Albergues te dan los mismos días, te dejan dormir siete días si tienes papeles de asturiedad y cinco si no los tienes. Para pedir cama no puedes ir a los Albergues, hay que ir a la Oficina de Información al Transeúnte en la avenida Constitución y cuando vaya es mejor que me atienda una Trabajadora Social que se llama Mónica, para que sea ella quien me dé las “prolongaciones de estancia”. Si fuera directamente a hablar con los Responsables de los Albergues no serviría de nada y me mandarían a esta Oficina, pero si fuese por la noche que está cerrada o los domingos y festivos que no abren, me dejarían dormir en cualquiera de los dos, pero cuando abriese esta Oficina tendría que pasarme para que me dieran un Vale.
  • El Albergue de Avilés, que es el único que nos dan a todos, tres días al mes. Cada vez que lo oigo, no puedo evitar repetirlo en voz alta, que cuando lo digo, le hago gracia a quien me lo haya dicho. Sobre la Directora, que se llama Luisi y es Trabajadora Social, todo fueron malas palabras y aquí es quien da las “prolongaciones de estancia”.

Una cosa me dijo que tenían todos los Albergues Municipales en común, en caso de que consiguiera un contrato de trabajo, todos los Albergues están obligados a proporcionarme una cama y tenerme “interno” hasta que cobré. Que pasada los Servicios Sociales y que eficacia calculando las posibles eventualidades, si en Gijón existe hasta una Oficina especifica para atendernos. Que raro me parece que la Oficina no esté en uno de los Albergues, supongo por tanto, que están muy bien coordinados. Parece ser que el Trabajo Social funciona mejor de lo que Ambrosio me quiso hacer creer y que aquí hay más control del que él se imagina.

11100a-reuniones-trabajo-exitosas

Por ultimo conocí al único que parecía “normal” de todos lo que había en la sala de la televisión, un asturiano de 60 años que se llama Agustín y me vino a contar lo que quería oír. Agustín me ha hablado del “Salario Social Básico”. No todo van a ser malas noticias, pero para este “subsidio” tengo un problema, necesitaría llevar dos años empadronado en Asturias y solo llevo 6 meses desde que regresé de Canarias. En algo me quiso aliviar Agustín, si tuviera derecho a solicitarlo, el Principado está tardando más de un año en contestar para concederlo y todavía no han empezado a cobrarlo los que están en mi misma situación y presentaron la documentación en diciembre del 2.008. Así que sumando este año, con los 18 meses que me quedan de antigüedad en el padrón para tener los dos años, teniendo en cuenta unos cuantos meses más por la ley de Murphy, tienen que pasar 3 años para que me concediesen este “subsidio”, tendría yo 36 años, allá para el 2.013. ¿Que esperan los Servicios Sociales que haga yo durmiendo tres días al mes en el Albergue hasta entonces? Y mientras, ¿que esperan hacer ellos?índiztbtbtece Con el cuerpo que se me quedó, solo le faltó a Agustín echarme las cuentas de que me faltan 12 años para poder solicitar el “subsidio de desempleo” de “Renta Activa de Inserción”, la “R.A.I.” para mayores de 45 años, para rematarme, pero el cálculo se lo eché yo antes, que sirvió para que se riera él y me riera yo. Vaya despropósito y con la experiencia de haberme visto durmiendo en la calle con un ciclón, ya me lo creo todo mejor.

Con ello, no les vale con que sea un asturiano que me tuve que ir exiliado 10 años a trabajar fuera de Asturias y al regresar por la crisis del ladrillo, me encontré con esta papeleta familiar inexplicable ante un desconocido, pero supongo que habitual ante los Psicólogos y los Trabajadores Sociales. En Canarias nunca conocí los Servicios Sociales y Agustín me lo resumió como que “en Gran Canaria tenía todo el Derecho a recibir “prestaciones”, pero que en Asturias debería esperar 2 años”. Le puse a Agustín el ejemplo de los inmigrantes, pero “ellos si cumplen los requisitos de empadronamiento que solicita el Principado”. Pensándolo después, supongo que este será uno de los motivos por lo que se crea racismo entre los españoles, que en este caso, es provocado por los mismos que lo quieren erradicar. Una falsa xenofobia, por que a bien seguro si se lo quitasen a ellos, no me lo darían a mi.

Anexos a la sala de la televisión hay unos despachos, donde hace unos meses un Voluntario hizo un taller de personalización de camisetas, que en un momento de la conversación, un drogadicto que se llama Jerónimo, nos interrumpió presumiendo de ella, que quienes participaron nos mostraron las suyas con temáticas propias de su juventud o simplemente infantiles, un tanto siniestras por su torpeza. Como no tengo nada de ropa, me he interesado por este Taller para conseguir una camiseta. Jerónimo me dijo “que fue hace seis meses y que no lo han vuelto a hacer”, que viendo lo orgullosos que estaban quienes las portaban, incluso con cierta tiña hacia quienes no asistimos, me maravilla que no lo repitan con más asiduidad, teniendo a los indigentes con tantas ganas de hacerlo o de volver a intentarlo.

Fumando de lo que me invitaron, me dio la hora de la comida y esta tarde me quedaré sin Biblioteca por que cierra los domingos. Tampoco me voy a poder tumbar a echar la siesta en la habitación donde vaya a dormir, ya que para evitar robos, no se puede subir a las habitaciones hasta la noche. Lógico, viendo la fauna que entra a la sala de la televisión. Así que no me quedó más remedio que subir hasta la calle Fuero de Avilés a acostarme un poco en el coche, agotado todavía por el desbarajuste horario de la fiesta del viernes. Cuando desperté a las 17:00, arreglé el coche  para no ir a dormir y me fui dando un paseo por la Ría de Avilés, hasta el Parque Empresarial del Principado de Asturias, conocido como la P.E.P.A., que mañana será por donde empiece a dejar Curriculums.

Al terminar de cenar, bajamos a ver una película en el primer piso, con el Albergue cerrado a los “externos”. Me senté con un sueco de 45 años que se llama Sven, que me contó su vida; cocinero, habla 5 idiomas, no tiene adicciones, con el agua al cuello y casi se me puso a llorar. Entró al Albergue el jueves, por tanto tendría que haber salido hoy, pero le han permitido continuar hasta mañana que viene la Trabajadora Social Luisi, para que decida sobre él y así tendré la oportunidad de comprobar cómo funciona todo esto. Intentando consolarlo, me di cuenta que quizás debería ser yo quien le llorase. Para dejar que me contase sus penas, le conté que “mi madre me había denunciado y que había salido de mi casa con lo puesto”, para a ver si así lo animaba, que tras oírlo, me comentó que “le pidiese ropa a la Trabajadora Social”. Si solucionase el tema de la ropa gratis, sería un adelanto considerable aprovechando esta situación.

Una buena noticia, hasta que a las 23:30 bajó otra Trabajadora Social a cerrar la sala, sin ver el final de la película, ya que a esta hora se apaga la televisión, “para no molestar a los que están durmiendo”. Me ha hecho sentir ridículo, casi como un niño y aunque se lo pedimos lloriqueando, nos dijo que “no”.


DOBLE CLIC EN MES Y AÑO, PARA CONTINUAR LEYENDO

Marzo 2.010

“Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte”


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s